El cine de detectives data de muchas décadas atrás. Justo ahora viene el recuerdo del fantástico filme Chinatown (1974) de Roman Polanski, como referencia impactante: intriga y personajes malditos, fotografía contrastada y sombría; con componentes que fueron actuales y hasta cierto punto, atrevidos.

The Wailing (2016), de nombre original Gokseong, fue dirigida por el muy interesante director surcoreano Na Hong-jin, quien tiene en su haber filmes estupendos, como la muy buena y violenta The Chaser (2008), y The Yellow Sea (2010), un buen filme de mezcla de géneros entre drama y violencia; ambos con fuerte crítica social.

xmc0gfgghv41a6sstdojhlx1cff

En The Wailing: residentes de un pueblo comienzan a morir en las circunstancias más extrañas. Un investigador torpe y miedoso es el responsable de liderar o al menos participar en las investigaciones policiales, que a su vez compagina con su vida familiar, hasta que esos dos mundos se entrelazan cuando su hija aparece como una de las potenciales víctimas del mal que acecha a la población.

Se puede decir mucho de este fantástico filme, pero lo principal es la forma como se entrelazan distintos géneros, hasta llegar a un punto en el que lo investigativo y policial, incluidos toques de humor, dan paso a algo más allá que cambia la dirección en sí de la historia. Es un juego visual manejado fantásticamente por Na Hong-jin, que no solo hace recordar sus filmes previos sino a cintas (ya clásicas) del mejor cine surcoreano y mundial.

Es uno de los mejores (y más entretenidos) de 2016. Súper #Impelable

A continuación el tráiler:

Síguenos también en:

FB > facebook.com/eslaguasacaca
IG > @eslaguasacaca
Tw > @eslaguasacaca

Anuncios