En 2016 se presentaron dos películas del cine de suspenso/terror/slasher: Don´t Breathe (2015) y Green Room (2016), ambas norteamericanas.

En Don´t Breathe (No Respires), dirigida por el uruguayo Federico Álvarez: tres jóvenes entran a una casa a robar, pero todo se vuelve un verdadero infierno.

Alvarez, gracias a un perfecto dominio del espacio cinematográfico que le sirve para generar tensión con lo puesto en un crescendo constante utilizando apenas una localización (una casa trampa), y a un sabio uso de la narrativa que en pocos minutos nos lleva al tuétano de la cuestión. Es un thriller con elementos de horror que recupera el espíritu de la mejor serie b de género de décadas pasadas.

El tráiler de Don´t Breathe:

Y tenemos a Green Room (Cuarto Verde), dirigida por el estadounidense Jeremy Saulnier (también director de la muy buena Blue Ruin de 2013): una banda de música punk termina en una sala de conciertos perdida en los confines de la América profunda y habitada por neonazis de distinto pelaje. Todo va bien, hasta que presencian un crimen…

Saulnier, usa el movimiento de la cámara como generador de tensión y un clima inquietante/asfixiante, no el gesto o el diálogo y lograr una constante progresión. También es cine de género serie B ochentoso, de realización estupenda.

El tráiler de Green Room:

Ambos filmes tienen en común la tensión progresiva y climas inquietantes. Si te gusta el género de suspenso/terror, ambas son para ti. Son #Impelables. De lo mejor de 2016

Anuncios