La producción cinematográfica nunca se detiene. Para nada. De hecho, se produce mucho más cine del que a veces llega a nuestras carteleras, usualmente “contaminadas” por producciones mediocres impuestas por Hollywood y las distribuidoras locales, que siguen el juego. Todo sea por el dinero de la “taquilla”.

Sin embargo, a veces tenemos la suerte de toparnos con filmes que nos dejan una profunda huella. Tal es el caso del poderosísimo filme Tangerines (título original Mandariinid, en español “mandarinas”) realizado en Estonia en 2013 por el director nativo de Georgia, Zaza Urushadze.

El filme cuenta con estupendas actuaciones
El filme, filmado en Guria, República de Georgia, cuenta con estupendas actuaciones

La historia de Tangerines se produce en 1992, en una pequeña villa durante la lucha separatista de Abjasia*, otrora provincia de la República Democrática de Georgia. Dos hombres viven en una zona cercana al conflicto, Ivo y Markus, ciudadanos de Estonia quienes se dedican a recolectar mandarinas de los árboles, para venderlos y obtener el dinero necesario para volver a su tierra natal y evitar la inminente guerra. Un día, ocurre un enfrentamiento frente a su casa donde mueren todos excepto Ahmed, un mercenario checheno cuya misión es mantener a los georgianos fuera de Abjasia. Los hombres toman al herido y lo llevan a casa, para luego darse cuenta que hay otro sobreviviente, un joven soldado georgiano, a quien tamabién deciden brindarle cobijo bajo el mismo techo.

Obtuvo múltiples nominaciones en importantes festivales internacionales
Obtuvo múltiples nominaciones en importantes festivales internacionales

Lo que sigue es una muy inteligente historia repleta de intensidad, donde hombres de distintas nacionalidades, edades y religiones convergen de una forma íntima y a la vez brutal, haciendo que el espectador forme parte de este cerrado espacio, que si bien no es (muy) violento, sí genera preguntas ligadas a los valores morales y sociales de un mundo que mayoritariamente no se explica por qué seguimos inventando odios, caos y muerte.

No voy a decir más, solo que es una película estupenda, de las mejores que he visto estos últimos años. Viva el buen cine y viva la paz. Un filme súper #Impelable

Fue filmado en Guria, República de Georgia
Fue filmado en Guria, República de Georgia

*La guerra de Abjasia fue un conflicto armado que tuvo lugar en la provincia separatista de Abjasia, al oeste de Georgia, entre 1992 y 1993. Abjasia es hoy una república independiente de facto desde 1992; sin embargo, Georgia y la inmensa mayoría de la comunidad internacional la consideran una república autónoma perteneciente a ese país, mientras que Rusia, Nicaragua, Venezuela y Nauru la consideran un Estado independiente (Wikipedia)

Anuncios