Hay cine que es capaz de arrastrarnos hasta el mismo infierno y en el transcurso, hacernos sentir un placer morboso mientras eso ocurre.

Ese es el caso del estupendo filme surcoreano BEDEVILLED (Atormentado), estrenado en 2010 y dirigido por Cheol-soo Jang, siendo esta su ópera prima. Hablar del cine surcoreano es hablar de venganza como última expresión humana y de filmes vitales como OLD BOY (2003), I SAW THE DEVIL (2010), AUDITION (2000), THE CHASER (2008), entre muchos otros (muy buenos).

En el caso de Bedevilled, voy a irme por tres puntos para explicar un poco de qué se trata, sin entrar en mayores detalles de historia: Este filme cuenta la historia de una venganza desde el punto de vista de una persona que no es ni el mal puro ni el vengador como personaje principal que tiene todo calculado. Con el uso de ‘flashbacks’ e historias secundarias, se entiende la responsabilidad y la culpa de la actriz principal a medida que avanza el filme, y además nos muestra algunas miradas introspectivas e incluso filosóficas mientras es testigo de una brutal venganza.

Las actuaciones de todo el elenco es fantástico
El desenvolvimiento de la trama, a un ritmo relativamente calmado acerca al espectador haciéndolo testigo de una transformación violenta

Segundo, la disposición de los tiempos en el guión permiten que poco a poco el espectador se relacione con ellos, lo que en cierto punto desarrolla una oscura empatía con la víctima principal mientras comienza su transformación en un monstruo sediento de sangre, como consecuencia de personajes crueles que van mostrando su grado de culpabilidad.

Estuvo nominado en el Festival de Cannes a mejor película y mejor realizador
Estuvo nominado en el Festival de Cannes a mejor película y mejor realizador

Y tercero, el ritmo desacelerado está muy bien llevado, junto a una camarografía vital que lo mantiene; todo esto acompañado de unas fantásticas interpretaciones. Pero no creas que es lenta, no, tiene un ‘timing‘ perfecto. Es una montaña rusa en subida, pero la caída es frenéticamente salvaje, violenta, sangrienta y escalofriante.

La camarografía se acelera al ritmo del desarrollo de la historia
La camarografía se acelera al ritmo del desarrollo de la historia

Es una obra maestra del cine de venganza surcoreano (para mí, el mejor del mundo); no es un culto a la violencia per se, ni a la exageración de relatos ficticios, ya que detrás hay un grito desgarrador contra la sociedad patriarcal y abusiva que aún existe; además, es una crítica visual al aislamiento agotador en las relaciones humanas (¿redes sociales?) y sus efectos perversos en muchos de nosotros.

Pero casi a la mitad, lo frenético se desborda junto a la violencia
Pero casi a la mitad, lo frenético se desborda junto a la violencia

No comentaré más, considero que es mejor que la veas sin saber nada de ella, como yo lo hice. Lo único que sí te advierto es que no es para todos, por su violencia gráfica tardía que roza con el gore.

Para mí fue súper #Impelable. Si la ves, coméntame qué te pareció, aquí o por FB en: www.facebook.com/eslaguasacaca/

Ahora el tráiler:

…y aquí el filme completo, con subtítulos en inglés:

Anuncios