Hay cine. Muchísimo más del que recibimos a diario en las carteleras comerciales. Y esto lo demuestra la súper interesante película húngara Bibliothèque Pascal (2010). No puedo decir que es una joya del séptimo arte, pero sin duda alguna, es arte.

hqdefault
El trabajo protagónico de la actriz rumana Orsolya Török-Illyés es muy interesante

La joven y bella Mona (Orsolya Török-Illyés), en la búsqueda de un modo de subsistencia para ella y su pequeña hija, se ve forzada moralmente en acompañar a su padre de Transilvania a Alemania para una cirugía de vida o muerte. Para eso, deja a su hija con una tía que está reacia al viaje, pero luego de situaciones bastante oscuras termina en la Bibliothèque Pascal, un mundo subterráneo de esclavitud sexual donde las mujeres son forzadas a adoptar personajes de la literatura universal, en cuartos ambientados para ello y en muchos de los casos, no siempre sobreviven los diálogos que deben aprenderse. Es un mundo, donde el más respetado o el más depravado, puede cumplir con su fantasía y donde los cuentos de hadas se pueden hacer realidad, si pagas el precio.

2
Bienvenido a la Bibliothèque Pascal

Ahora bien, el tema puede ser bastante duro, pero el director húngaro Szabolcs Hajdu se atrevió a jugar con altas dosis de realismo mágico y cierta ternura, con el uso de algunos elementos técnicos y visuales que recuerdan el trabajo de Federico Fellini, Stanley Kubrick y más recientemente, Jean-Pierre Jeunet, en sus fantásticas Delicattesen (1991) o Amélie (2001). A esto se le puede agregar una muy pintoresca y colorida puesta en escena, un humor negro interesante (a veces desgarrador), un manejo inteligente de la historia y un guión bien hilado que recorre vorazmente temáticas diversas que van desde los problemas de inmigración, trata ilegal de personas y obsesiones sexuales hasta la tergiversación de la realidad para evitar el enfrentamiento con la dureza de la vida.

Hay muchas imágenes oníricas que juegan con el colorido
Hay muchas imágenes oníricas que juegan con el colorido

Es una película súper interesante, con contenido tan variopinto que demostró que hay que buscar qué más ha hecho este hábil realizador húngaro. No solo sería altamente recomendada, sino una #Impelable. Si la ven, espero sus comentarios.

A continuación les dejo un póster alterno del filme y el tráiler subtitulado:

Si no la consiguen subtitulada me avisan, para hacérselas llegar
Si no la consiguen subtitulada me escriben, para tratar de hacérselas llegar
Anuncios