Las historias oscuras, con cierta pornografía y ultra violentas han gozado de gran popularidad entre el público. Sin embargo, no siempre van acompañadas de la intrincada trama psicológica que conmueve al espectador hasta la médula y muestra la naturaleza humana de los personajes.

La película belga Ex Drummer, dirigida por Koen Mortier en el 2007 y basada en la novela homónima de Herman Brusselmans, pertenece a ese cine raro, de humor negrísimo (y muy oscuro), exaltado y tenebroso que no es para todos los gustos, ya que algunos pueden odiar esta película por su violencia que parece gratuita; o por el contrario, pueden encontrar en ella una valiosa propuesta sobre la naturaleza humana, violenta, desenfrenada donde uno de los puntos en común es la desfragmentación de la conciencia.

Ivan, Koen y Jan, y su banda Los Feministas. El humor es muy negro
La forma de presentar los créditos es muy original

Se sitúa en Ostend, una provincia belga, donde tres músicos con diferentes discapacidades buscan a un baterista para su banda, un famoso escritor y ex baterista, Dries. Los tres músicos tienen perfiles variados: Koen es un misógino, violador y asesino de mujeres que todo el tiempo está alterado; Iván es sordo y está muy afectado por sus adicciones mientras vive con su mujer y su hija en un cuarto inmundo. El último de ellos, Jan, un homosexual que vive con su madre y padre, al cual mantienen amarrado en una cama desde un fuerte colapso nervioso.

Koen, el cantante, añade a sus pintas de skinhead la peculiaridad de vivir cabeza abajo
Koen, el cantante, además de skinhead tiene la peculiaridad de vivir cabeza abajo

Dries acepta formar parte de su banda y practicar para entrar a una “guerra de bandas”. Lo más interesante de la película, fuera de lo colorido/bizarro de estos y otros personajes es este escritor que acepta la propuesta por el morbo que le provoca la vida de los tres músicos. Y vaya que no solo entra en la banda, sino que llega a ser un seudo titiritero en la vía al desastre.

El filme tiene cosas súper interesantes, como una muy dinámica cinematografía que juega incluso con imágenes invertidas (donde el actor cuelga del techo realmente); secuencias sin diálogos que transpiran poesía, para luego dispararlo todo al completo abismo. En el fondo, bien podría ser una crítica a las clases sociales dominantes, en un reflejo de la cadena de muerte de un mundo devorador que tritura vidas a su paso sin contemplación y a su vez, hacer que el espectador busque el primer eslabón, donde todo se rompió.

Dries, un escritor de fama capaz de darle lecciones al propio Maquiavelo. Que no sepa ni sostener las baquetas es lo de menos
Dries, un escritor famoso capaz de darle lecciones al propio Maquiavelo

La crítica aclamó y destruyó esta película, por lo que es uno mismo el que debe juzgarla. Eso sí, esta no es para todos, o quizás para muy pocos. Hay que tener la mente abierta y el estómago vacío, porque una vez que arranca no tienes como bajar. No querrás, aunque la odies. Los últimos 20 minutos son salvajes.

A continuación les copio el link con la película completa y subtítulos en castellano:

Anuncios