“La televisión ya puso a un presidente, ¿lo volverá a hacer?” Esta es la premisa básica que usa el director Luis Estrada en su película La Dictadura Perfecta (2014), una crítica a la relación entre la televisión y el poder político en el México actual, pero que bien puede funcionar en cualquier país latinoamericano desde tiempos inmemoriales hasta el día de hoy.

La película parte de un error cometido por el presidente de la República y narra cómo la principal televisora del país (¿Televisa?) busca distraer a la población con un videoescándalo que involucra al “Gober Vargas”, un político corrupto con aspiraciones presidenciales, para luego acceder a trabajar por su imagen.

El parecido del presidente de México en el filme no esconde nada del actual, Peña Nieto
El parecido del presidente de México en el filme no esconde nada del actual, Peña Nieto, incluyendo su mediocridad

La crítica que realiza el filme se regodea con juegos entre el humor negro y el absurdo, pero no por eso se hace simplista; al contrario, avanza de una forma voluptuosamente denigrante en algunos puntos, en el que no solo llega a ser aplicada a México y el gobierno de Peña Nieto, sino a otros países donde los medios hilan gobiernos. En lo personal, me recordó muchísimo a Colombia y RCN o Caracol.

Del director Luis Estrada, tuve la oportunidad de ver El Infierno (2010), que me gustó bastante. Debo buscar La Ley de Herodes (2006) que leí es muy buena. Esta es estupenda, no pueden dejar de verla. A continuación les pondré el tráiler y más adelante, una serie de hechos mostrados en el filme relacionados con sucesos verídicos ocurridos en México (contienen spoilers):


La Dictadura Perfecta y algunos aspectos reales de la historia mexicana

“Ya ni los negros“: Esta frase fue usada por Vicente Fox Quesada durante su gobierno. Al igual que en el filme, causó revuelo al considerase como un comentario racista.

Videoescándalos: En la película se observa al gobernador Carmelo Vargas recibiendo dinero de “el Mazacote”, un presunto narcotraficante. Esto tiene paralelismo con el vídeo que fue presentado en El mañanero el 23 de marzo de 2004, donde se aprecia a René Bejarano, recibiendo fajos de billetes en un maletín por parte del empresario argentino Carlos Ahumada.

Contratos entre Televisa y el PRI-PVEM: Después de los videoescándalos, Carmelo Vargas solicita ayuda a Televisión Mexicana (TV MX) para limpiar su imagen y buscar la presidencia de la república. Los correspondientes contratos de este acuerdo se filtran, y el diputado Agustín Morales intenta que se den a conocer. En la realidad se dieron a conocer los contratos que Televisa tenía para trabajar a favor del candidato Enrique Peña Nieto. Estos fueron escaneados y presentados en el periódico inglés “The Guardian“.

Caso Paulette Gebara Farah: Durante el filme, en la escena donde el diputado Agustín Morales sufre un atentado, TV MX decide utilizar el secuestro de las hijas del matrimonio Garza como cortina de humo, dando una cobertura total en 24hrs en 30min, para tapar este caso y otros delitos del gobernador Vargas. Esto tiene cierto paralelismo con el caso de la niña Paulette, que fue un hecho periodístico con bastantes huecos durante el proceso judical y con un veredicto poco creíble. Al igual que su homólogo fílmico, el proceso tuvo un seguimiento continuo por parte de la empresa Televisa. En el filme, se le conoce a este proceso como “La Caja China”.

Caso Florence Cassez: Al llegar el asunto del secuestro de las niñas Garza a un fin anticlimático que no esperaba Carlos Rojo, el productor de TV MX, los ejecutivos de la misma deciden montar un rescate, con toques de cinta de acción, usando elementos de la policía federal para elevar la audiencia que les faltaba y poder cerrar este tema de manera exitosa. Esta escena refleja el evento en que el gobierno decidió hacer un montaje de un operativo que atrapó a una banda de secuestradores donde estaba involucrada la ciudadana francesa Florence Cassez, radicada en México en 2005. Cuando se descubrió dicho montaje en 2013, los secuestradores fueron liberados por la evidente manipulación de pruebas del gobierno mexicano.

Angélica Rivera: Para poder completar el dinero del rescate de las hijas de la familia Garza, el gobernador le pide un favor al productor en secreto. Casi al final de la película, vemos al gobernador Vargas en su campaña electoral rumbo a la presidencia de la república, acompañado de Jazmín, la estrella de la telenovela Los pobres también Aman, donde al parecer, ambos ya se encuentran casados. Esto refleja el matrimonio que sostiene el actual presidente Peña Nieto con la actriz de telenovelas, Angélica Rivera.

“La señora de la casa”: En una entrevista al presidente en el filme, se le pregunta sobre la importancia de los cambios económicos y como afectarían a la población mexicana, contestando que él no era la señora de la casa. Durante su campaña electoral, Enrique Peña Nieto contestó lo mismo cuando se le preguntó sobre la canasta básica. Este comentario fue objeto de burlas e indignación en redes sociales, debido a la connotación machista.

“Otro peligro para México”: Después de una visita que hizo el diputado Agustín Morales al productor Carlos Rojo para hacerle entrega de material multimedia que pone en evidencia los crímenes planeados por el gobernador Carmelo Vargas, Carlos Rojo dice en voz baja “Otro peligro para México”. Andrés Manuel López Obrador, en su condición de candidato a la presidencia de México en el año 2006, fue constante y públicamente calificado como “Un peligro para México” por los políticos adeptos al PAN debido a sus abiertas intenciones de hacer importantes modificaciones a la infraestructura del país, en caso de ganar la presidencia.

Fuente: actitudfem.com

Anuncios