ELENA (2011) es un impresionante filme ruso dirigido por Andrey Zvyagintsev, el mismo de la estupenda LEVIATHAN (2014). Una pareja, digo pareja porque aparte de estar casados por diez años y vivir juntos, los separaba una galaxia: él, un adulto mayor con una cómoda situación económica y ella, una enfermera un poco más joven que él, con un pasado no resaltante, que más que su esposa, era como su ama de llaves.

Nadezhda
Markina fue nominada como mejor actriz en los European Awards

Dos galaxias separadas en un mismo universo que convergen casi violentamente cuando él sufre un infarto y ella ve cómo una de sus necesidades cercanas, un nieto, tendrá que unirse al ejército si no recibe el dinero para la universidad. Y él está por hacer un testamento que la dejará con un sustento no “acorde”.
El filme es brutal, hecho con la precisión de un neurocirujano, donde se muestra a la perfección cómo los lazos sanguíneos y la mediocridad del ser humano pueden estar hipervinculados de tal forma que cuestionan la propia moralidad e incluso la justicia.

Elena 4
Ganó el premio Un Certain Regard del Jurado en Cannes en 2011

El director manejó los hilos de los personajes de forma magistral y logra hacer que el espectador sea solo eso, y casi no tome posición alguna entre los caídos o seudo vencedores, porque todos aquí, en esta lucha nefasta de clases sociales, tienen mucha basura en su interior.

Una muestra perfecta de un mundo actual donde predomina la ausencia de justicia

Fue filmada en Moscú, pero bien podría ser cualquier parte del mundo. Es un filme perfecto, tan bueno como su sucesor, LEVIATHAN (2014), que reseñé en la Guasacaca Informativa. Haz clic aquí para leerla.

Debo buscar el resto del trabajo del director. Sí, esta peli es súper #Impelable.

Aquí les dejo el tráiler subtitulado:

Anuncios