Maldita inercia. Niños mueren a diario en Gaza

No puedo entender la inercia del mundo ante la violencia programada de los “malditos” israelíes contra Palestina.

Es lógica la posición en cuclillas del disfraz de gente como Obama, recién electo presidente como “el menos malo”. Su “NEGRO” trasero (esperanza de una minoría) ahora le pertenece a un grupito de hijos de puta, que son dueños de las grandes transnacionales. Y ya sabemos que ellos aman el petróleo, los minerales, y sobre todo, han aprendido a besarle el culo a los judíos rancios dueños de medio EEUU.

Pero, ¿el resto del mundo? ¿Los malditos chinos? ¿Los rusos? ¿Nada qué decir? Es que podrían hacerlo, pero no en la nefasta ONU, sino de embajada a embajada, o vía presidencia. Pero podrían hacerlo.

¿Qué maldita cosa le pasa al mal nacido de Netanyahu y a la cuerda de piltrafas judías a su lado? ¿El mismo pueblo judío no tiene nada qué decir? Son ellos los mismos a quienes Hitler humilló y destrozó? Antes fueron David y su “honda”, ahora miran a un lado, unos, y los que mandan se convierten en el nuevo Goliath.

Entiendo que en Europa no digan nada, porque andan tan embarrados en mierda que aún no consiguen el “haragán”. Y ojo que también suelen ser unos inertes, especialmente los españoles (excepto el asno Aznar). Y brutos. Brutísimos. No todos, casi todos.

Vendrá el día que las van a pagar: con sangre, con niños mutilados, con dolor, con gritos. Sobre todo gritos y la impotencia de no ser escuchados, por nadie, mucho menos por la piltrafa de los medios de difusión, porque ellos ya no existirán. Ojalá. Dios me oiga. Malditos judíos, malditos europeos, malditos chinos. Mal PARIDA ONU.

Antonio Vilela Olivares

Anuncios