A veces sentimos que tenemos una nube “encima”. Bueno, el artista holandés Berndnaut Smilde es capaz de crear una nube en un espacio cerrado.

Smilde usa una máquina de humo, combinada con humedad y efectos de luz para crear el efecto de una nube.

El artista holandés, radicado en Amsterdam, afirmó que estaba interesado en crear una típica nube de lluvia dentro de un espacio cerrado. “Me imaginé caminar en la sala de un museo con las paredes vacías, donde no hubiera más nada que una nube ‘guindando’ alrededor de la sala”.

“Quise crear una imagen limpia, que se asemeje a una caricatura que representa mala suerte: ‘Verdaderamente no hay nada aquí, y está empezando a llover”, expresó Smilde.

Pero las pocas personas que han visto las nubes en personas deben considerarse afortunadas. Cada nube ‘existe’ solo por un momento antes de desvanecerse. La fotografía, afirmó Smilde, es un documento, la única prueba de su existencia si el visitante se la ‘pierde’.

La primera exhibición de estas nubes, llamada Nimbus, fue creada por el artista en 2010.

Nimbus II (2012) y fue realizada especialmente para la Galería Probe, que consiste en recrear una nube en un cuarto vacío. Las interpretaciones que el artista le da a su obra varían desde la melancolía hasta el absurdo
“Por lo general hago una maqueta del espacio en el que voy a trabajar, la maqueta me ayuda a controlar y visualizar la idea”, afirmó Smilde
Smilde es responsable de esta frágil instalación que, por su concepción, duró pocos momentos y fue realizada el Hotel Maria Kapel, en los Países Bajos
Smilde: “Mi forma de trabajar es muy directa y funcional, y al estar tan cerca del sujeto cambia la concepción de los materiales y la realidad”
Cada nube tiene ciertas líneas color plata y han hecho a Smilde muy famoso. Literalmente, tomó el mundo artístico con una tormenta

Fuente: www.berndnaut.nl

Anuncios