Facebook es un negocio mil millonario y en poco tiempo esta empresa estará cotizando en la Bolsa de Valores norteamericana: Wall Street, acciones y todo eso medio complicado para un mortal como yo.

Ahora bien, esta nueva etapa no sólo beneficiará a su dueño, Mark Zuckerberg, sino también a muchos empleados de la compañía, que tienen un pequeño número de acciones pero que, dado el valor que van alcanzando para los inversionistas, se convierten en un plus más que considerable. Y otro beneficiado será (o es) el artista David Choe, un grafitero de 35 años estadounidense que pintó las oficinas de Facebook hace siete años. A cambio, ahora podría conseguir la friolera de 300 millones de dólares.

¿Cómo por un trabajo, más o menos sencillo, se puede conseguir tanto dinero? La respuesta: en 2005, el por aquel entonces presidente de Facebook, Sean Parker, le ofreció dos alternativas como retribución por sus servicios: la primera, cobrar unos miles de dólares en efectivo, una opción que suponía dinero fresco como tentación para un joven artista que iba poco a poco saliendo adelante en la vida. David, no obstante, lo rechazó y escogió la segunda: recibir este dinero en acciones de la empresa.

A continuación algunas obras de Choe:

Las acciones de Choe valdrían ahora mismo 200 millones
La vida de Choe, de ascendencia coreana, no ha sido fácil: creció en un barrio pobre de Los Ángeles
En su adolescencia se vio involucrado en delitos tanto en Estados Unidos, como en Europa del Este y África
La vida de Choe cambió cuando con 21 años volvió a Los Ángeles y se apuntó a la Escuela de Arte de California
Su ‘estilo sucio’ se fue propagando de ‘boca en boca’
El estreno de la peli La Red Social, de David Fincher, mostró los murales que realizó para las oficinas de Facebook
Sólo le faltaba el estreno en bolsa de Facebook
Choe ha exhibido su trabajo en Barcelona, Beijing, Tokio, Londres, Los Angeles, Nueva York, and muchos otros lugares
Su estilo es crudo, frenético, de muchas capas, multicolor, vibrante, con alto contenido sexual
Choe ha pintado murales alrededor del mundo, pero aún pinta grafitis callejeros por pura “satisfacción”
“Uso pintura en aceite acrílica, porque no puedo esperar a que se seque”
“Busco destruir, vandalismo, pero a veces logro algo bueno en el proceso, que llene o redención…”
Existe un documental basado en su vida y obra: “Dirty Hands: The Art and Crimes of David Choe”
El “millonario” artista

Fuentes: davidchoe.com / nedhardy.com / wikipedia.org / finance.yahoo.com

Anuncios