Todo aquello que ya no nos sirve puede tener una segunda vida. Reciclar es algo más que separar basuras y desechos; puede hacer que desarrollemos la sensibilidad y creatividad artística. Uno de los objetivos del reciclaje es darle una nueva utilidad a aquellas cosas que pensamos han llegado a su fin.

El reciclaje puede ser creativo y tener valor estético. Solo necesitamos tomar conciencia del grado de deterioro en que se encuentra nuestro planeta y empezar a alimentar nuestra imaginación para hacer de nuestro mundo un espacio lleno de belleza y colorido.

Will Wagenaar es diferente a los otros artistas porque le gusta trabajar con basura. Él utiliza materiales desechados para hacer increíbles esculturas de robots. Sus creaciones son “retro” y futuristas al mismo tiempo y eso es lo que hace fascinante su trabajo.

Es un artista y diseñador profesional que vive y trabaja en el estado de Florida (EEUU) y ha estado realizando sus composiciones desde 1972. A continuación, algunas imágenes de sus creaciones (a las que podría llamar “retro-futuristas”). Cada una con su respectivo nombre en la leyenda:

“Benevolence” (Benevolencia)
“Bouncer” (‘Rebotador’)
“Chuck, The Duck” (Chuck, El Pato)
“Commander Cupcake”
“Geisha, Sumo & Ninja”
“Jiggles, Robot Dog” (Jiggles, Perro Robot)
“MUM”
“Ticker Too”
“Veccio”
Anuncios